Blog

Pastor Alemán: características, carácter y cuidados

El pastor alemán es una de esas razas de perro que prácticamente cualquier persona podría identificar. Sin duda son tan conocidos como apreciados, no solo por su atractivo y noble aspecto, sino por su larga lista de cualidades: los pastores alemanes son perros leales, fuertes, obedientes y con una gran capacidad de trabajo. No en vano, son los perros policía por excelencia, además de servir también en trabajos como la búsqueda y rescate de personas, ayuda a los bomberos e incluso en el ejército.

La raza que hoy conocemos como pastor alemán fue oficialmente reconocida en 1898. Surgió en Alemania, de la mano de Max Emil Frederick von Stephanitz, un capitán del ejército. Junto a su ayudante, Artur Meyer, trabajó para crear una raza de perro que salvase las razas de perro pastor, a punto de desaparecer a causa de la industrialización. El pastor alemán aunaba utilidad e inteligencia, a la vez que belleza.

Pero, además de un excelente perro de trabajo, el pastor alemán también es hoy en día un excelente compañero y perro de familia. Si quieres saber más acerca de esta raza tan especial, sigue leyendo.

Características del pastor alemán

Características físicas del pastor alemán

El pastor alemán posee unas características físicas muy distintivas. Suele medir unos 60 centímetros hasta la cruz y pesa entre 30 y 40 kilos. El cuerpo del pastor alemán es más largo que alto, con la grupa típicamente a menor altura que la cruz y terminando en una larga cola alineada con el lomo.

Es un perro de tamaño mediano, pero muy fuerte, musculoso y ágil. La cabeza del pastor alemán, coronada por unas orejas erectas y terminadas en punta, siempre llama la atención.

Su pelo es corto, duro, compacto, liso y adherente, con subpelo denso. El pastor alemán típico, el que casi todas las personas se imaginan, combina un cuerpo de color fuego con un lomo negro.

Esperanza de vida

La esperanza de vida del pastor alemán se sitúa entre los 8 y 10 años, aunque, como siempre decimos, la esperanza de vida real de cada animal dependerá de sus características particulares y genética, su estilo de vida y otros factores como, por ejemplo, la alimentación o la higiene.

Pastor alemán: carácter y adiestramiento

Cómo es el carácter del pastor alemán

Ya hemos mencionado que el pastor alemán es un perro de trabajo. Es leal, seguro, sólido. Son protectores y muy valientes. Como perros guardianes, son la primera opción para muchas personas.

No obstante, los pastores alemanes no tienen por qué desarrollar conductas agresivas. Debes tener en cuenta, por supuesto, que, como cualquier otro perro, necesitan ser socializados desde que son cachorros con personas y otros animales.

Adiestramiento del pastor alemán

Obedientes, atentos y trabajadores por naturaleza, los pastores alemanes responden muy bien al adiestramiento.

Además de potencia física, estos perros poseen también un gran nivel de inteligencia: aprenden con rapidez y demuestran gran versatilidad y capacidad de adaptación. Ya hemos mencionado que los pastores alemanes son los clásicos perros policía, pero también brillan en otros roles muy diferentes: son excelentes perros de terapia y de acompañamiento, perros lazarillo, de rescate…

Cuidados para el pastor alemán

Cuidados necesarios

Los pastores alemanes rebosan energía. Pueden vivir en un piso, pero, como a cualquier perro de trabajo, es necesario darles una ocupación (deportes caninos, adiestramiento…) y asegurase de que hacen todo el ejercicio que requieren. Son perros que necesitan correr, saltar, jugar y mantenerse activos, tanto a nivel físico como a nivel mental.

Para mantener su pelaje en buen estado, el pastor alemán necesita recibir un baño cada cierto tiempo -pero sin excedernos- y cepillados frecuentes. Al igual que sucede con los demás perros, en general mantener unos hábitos de higiene adecuados ayudará a que el pastor alemán viva más tiempo y con mayor bienestar.

También es importante seguir el calendario de vacunación y utilizar productos para combatir los parásitos internos y externos, estos últimos especialmente si el pastor alemán frecuenta entornos rurales o de monte.

Problemas de salud habituales del pastor alemán

Debido a la cría extensiva de pastores alemanes, esta raza tiene propensión a ciertas enfermedades hereditarias. La más habitual y conocida es la displasia de cadera. Si tienes un pastor alemán, es recomendable que lo lleves a tu veterinario ante la menor sospecha de que sufre algún síntoma.

Más allá de los problemas de origen genético, siempre se ha de tener presente que el pastor alemán es vulnerable a las mismas enfermedades que los demás perros.

Alimentación para el pastor alemán

Un perro tan activo como el pastor alemán demanda una dieta que, además de ser equilibrada, satisfaga adecuadamente sus necesidades nutricionales y le aporte toda la energía que necesita. Nunca se debe olvidar que una alimentación adecuada es uno de los factores que más influye en el bienestar de un perro y, a largo plazo, en su esperanza de vida.

Elegir mal la dieta de tu pastor alemán y abusar de los piensos comerciales puede acabar creándole problemas digestivos, obesidad y otras complicaciones graves. Por eso, el consejo que te damos en Naku es claro: la mejor comida para tu pastor alemán es la que tú mismo puedes preparar en casa, con ingredientes naturales seleccionados.

Y, si no tienes tiempo para cocinar o no tienes claro cómo diseñar una dieta adecuada para tu pastor alemán, pídenos consejo. En Naku te ofrecemos la comida para perros que más se asemeja a la que tú podrías preparar: alimentos naturales -carne, pescado, frutas, verduras, etc.-, saludables y de calidad, con todas sus propiedades nutricionales intactas.

2020-05-05T15:49:48+02:00 20/04/2020 1:07:43 |Blog|Sin comentarios
Deja tu comentario