Blog

¿Cómo reducir la ansiedad y mejorar el bienestar del bulldog francés?

La gestión de las emociones y una mejor alimentación son las claves

Cuando hablamos del bulldog francés, y como sucede con muchas otras razas, casi siempre solemos centrarnos en los aspectos positivos o más agradables de estos animales: nivel de sociabilidad, obediencia, atractivo físico, etc. En ese sentido, el bulldog francés sin duda destaca, ya que es un perro amigable, cariñoso, leal y lleno de encanto.

No obstante, para cuidar mejor de nuestro perro y garantizar su bienestar, hay otras cuestiones que también debemos tener en cuenta, como, por ejemplo, las derivadas de los procesos incorrectos de cría y selección que durante años han modificado las razas y les han creado diversas complicaciones de salud y carácter. En el caso del bulldog francés, tenemos los problemas para respirar habituales en las razas braquicéfalas, patologías relacionadas con la piel y el pelo, ansiedad, etc.

Muchos de los problemas físicos que suelen sufrir los bulldogs franceses podrían requerir la intervención o revisiones periódicas de un veterinario, pero hay dos aspectos fundamentales que podemos empezar a trabajar nosotros mismos: el control de las emociones y la nutrición.

Son dos cuestiones, además, que están mucho más relacionadas entre sí de lo que podríamos imaginar.

Controlando las emociones de nuestro perro

En primer lugar, debemos aprender a ignorar todas las peticiones que nuestro perro nos hace de forma espontánea.

Ese exceso de peticiones, esa necesidad de atención constante, le genera un elevado nivel de ansiedad y nerviosismo que, si no lo controlamos, puede acabar afectándole a nivel físico y mental. Problemas en el sistema inmunológico, malas digestiones, problemas de piel y pelo… el nerviosismo permanente es una cuestión seria, y tiene mucho que ver con cómo manejamos al perro.

Los perros constantemente hacen peticiones: quieren atención, cariño, juego… debemos tener muy claro que, si no las gestionamos de forma adecuada, acabaremos creando un perro con exceso de apego. Es decir, un perro dependiente, que vivirá con un notable exceso de ansiedad tanto los momentos en los que le hagamos caso como los momentos en los que debamos ignorarle.

Lo recomendable es interactuar con el perro solo cuando esté tranquilo. De esta manera, nosotros controlaremos las interacciones, y no él. Esa es la base sobre la que debemos construir nuestra relación con el perro, de tal forma que podamos ir rompiendo poco a poco su dependencia de nosotros. Así, con paciencia, le enseñemos a gestionar mejor su situación emocional.

Categorías
Últimas noticias
Prueba Naku sin compromiso

La importancia de la alimentación

En segundo lugar, debemos concederle a la alimentación del perro la importancia que merece. Es una de las claves básicas de su bienestar, sencillamente.

El bulldog francés necesitará una dieta diversa, fresca y libre de alimentos ultra procesados. Cuanto más variada sea su dieta, mejor. Y, por supuesto, debemos tener mucho cuidado con los alimentos que puedan producirle alergia o perjudicar su salud de alguna manera.

Una buena forma de orientarnos para mejorar la alimentación de nuestro perro es utilizar el programa de menús de la web de Naku. Basta con introducir la edad del perro, su nivel de actividad y sus problemas de salud para obtener una serie de menús saludables y variados con los que el perro podrá comer diferente cada mes, pero siempre con la garantía de que es comida natural. Una alimentación que limpia y regula su organismo.

Si trabajamos estas dos cuestiones -gestionar el estrés del perro y mejorar su alimentación-, pronto notaremos mejoras muy importantes a todos los niveles. A partir de 20 días, un mes a lo sumo, nuestro perro comenzará a cambiar. Para una limpieza completa, un bulldog francés podría necesitar entre 6 y 8 meses de alimentación natural, sin ningún tiempo de pienso o alimento procesado.

Y, si no tienes claro cómo empezar a controlar mejor las emociones de tu perro o cuál es la dieta más apropiada para él, no te lo pienses dos veces y escríbenos. En Naku estudiaremos tu caso y te propondremos soluciones personalizadas, adaptadas a las características de tu perro.

No lo dudes: tu perro puede cambiar, puede mejorar. Con un poco de esfuerzo y siguiendo estas pautas, se convertirá en un animal completamente diferente.

2020-09-03T16:16:22+02:00 16/07/2020 1:50:27 |Razas|Sin comentarios
Deja tu comentario

¡Suscríbete!Recibe información sobre las diferentes razas de perros ¡AQUÍ!