Blog

Ibuprofeno para perros: ¿es buena idea?

La idoneidad del ibuprofeno para perros es una de las dudas recurrentes de todas las personas que conviven con uno de estos animales. Es natural: cuando vemos a nuestro perro dolorido, con una herida o manifestando algún tipo de malestar, nuestro impulso lógico es intentar ayudarle de alguna forma. En momentos como ese, tendemos a pensar en qué haríamos para aliviar nuestro propio dolor, y automáticamente vienen a nuestra mente medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol, dos de los más consumidos, a diario, en España.

Si te has visto en esa situación y tú tampoco tienes claro si es conveniente darle ibuprofeno a tu perro, aquí vamos a ofrecerte una respuesta muy clara: no, no es buena idea, y deberías desterrar esa opción. Veamos cuáles son las razones.

 

¿Se les puede dar ibuprofeno a los perros?

Muchas personas caen en el error de pensar que el organismo de los perros es básicamente similar al nuestro, y que, por lo tanto, les beneficiarán y perjudicarán las mismas cosas -alimentos, fármacos, etc.- que a nosotros, más o menos.

Nada más lejos de la realidad: sin duda existen similitudes entre humanos y perros, pero, a nivel físico, son muchas más las cosas que nos separan. Por eso, recurrir a medicinas humanas para tratar las dolencias de un perro es un error que puede dañar gravemente el animal.

El ibuprofeno es, sin duda, un medicamento muy útil… para nosotros. Decíamos que es uno de los más consumidos en España, y esto es gracias a sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y antipiréticas. Un cóctel perfecto que calma el dolor, reduce la inflamación y baja la fiebre. Suena perfecto, ¿verdad? Precisamente por eso, hay personas que razonan que, si es tan bueno para ellas, también será bueno para sus perros.

Últimas noticias
Prueba Naku sin compromiso
Prueba Naku sin compromiso

Debemos tener en cuenta que el ibuprofeno está concebido para funcionar exclusivamente en el organismo humano. El ibuprofeno en perros no solo no tendrá ningún efecto positivo, sino que, de hecho, intoxicará al animal. Un perro que ingiera ibuprofeno podrá sufrir graves daños en riñones y estómago, entre otros órganos; además, el medicamento interferirá con el ritmo de circulación de su sangre y puede provocarle hemorragias y otros síntomas como, por ejemplo:

  • Somnolencia y debilidad.
  • Vómitos y diarrea.
  • Cólicos.
  • Insuficiencia renal.

Hay que entender que no hablamos de un malestar pasajero: el ibuprofeno para perros puede ser letal.

Esto se debe a que perros y humanos son, como ya hemos mencionado, diferentes. El cuerpo de los perros no dispone de las enzimas que deben atacar y descomponer las sustancias del paracetamol y otros fármacos, por lo que estos se acumulan en sus órganos y perjudican seriamente su funcionamiento.

Ante de administrarle cualquier medicamento a nuestro perro, es imprescindible consultar con nuestro veterinario. Hay algunas medicinas humanas que sí son aptas para perros y otros animales, según lo dispuesto por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, pero no es el caso de los antiinflamatorios para perros. En caso de duda, nunca debemos investigar por nuestra cuenta ni hacer pruebas.

 

Paracetamol para perros: ¿es mejor que el ibuprofeno?

El paracetamol para perros tampoco es buena idea. Son aún más las personas que se arriesgan a darle paracetamol a su compañero peludo, y, una vez más, nos encontramos ante un grave error. El paracetamol es tóxico para los perros, como el ibuprofeno, y puede causar todo tipo de problemas en su organismo.

El cierto, no obstante, que la toxicidad del paracetamol es menor que la del ibuprofeno. Por esa razón, algunos veterinarios se lo recetan a los perros, pero siempre en dosis muy, muy bajas. En ningún caso debemos tratar de calcular estas dosis por nosotros mismos o improvisar de cualquier otra manera. Para saber si un perro puede tomar un poco de paracetamol, el veterinario deberá explorar al animal y determinar si el antiinflamatorio será perjudicial o beneficioso.

Debemos insistir en que medicar a un perro en casa nunca es, en general, buena idea. Incluso los fármacos que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios considera aptos para perros -y recordemos que los antiinflamatorios para perros ni siquiera entran en esa categoría- no tienen, en muchos casos, dosis recomendadas. La decisión de medicar al animal, el tipo de fármaco, las cantidades, la frecuencia… todo ello deberá ser siempre establecido por el veterinario.

Por supuesto, también es importante evitar las intoxicaciones accidentales. Nunca debemos dejar ibuprofeno, paracetamol ni ningún otro medicamento al alcance de nuestro perro, ni siquiera dentro de bolsas que podrían ser mordisqueadas y rotas con facilidad.

Prueba Naku sin compromiso

¿Qué se le puede dar a un perro para aliviarle el dolor?

Los veterinarios habitualmente recomiendan medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que sirven para controlar eficazmente el nivel de dolor que siente el perro. No obstante, también pueden tener efectos secundarios, por lo que previamente nuestro veterinario deberá haber examinado al perro. También pueden resultar útiles los remedios nutracéuticos, que se venden en farmacias, y terapias no farmacológicas como, por ejemplo, los masajes o la acupuntura.

Aun así, tomar por nuestra cuenta decisiones sobre la forma de tratar las dolencias de nuestro perro nunca es buena idea. Las intoxicaciones por paracetamol e ibuprofeno en perros son, por desgracia, muy frecuentes, y demuestran que muchas personas no son realmente conscientes de cómo funciona el organismo de su perro. Si nuestro perro da señales de estar sufriendo cualquier tipo de dolor, no debemos dudarlo: el veterinario es siempre la mejor opción.

La ciencia veterinaria ha avanzado mucho en las últimas décadas y, por suerte, existen toda clase de medicamentos concebidos y diseñados específicamente para funcionar en el organismo de perros, gatos y otros animales.

Medicar a nuestro perro por nuestra cuenta puede parecer más sencillo, y quizás más barato, pero es una de esas decisiones que puede acabar saliendo extremadamente caras a medio y largo plazo. Si la salud y el bienestar del perro son nuestra prioridad, en ningún caso deberemos recurrir ni a la medicación improvisada ni, particularmente, a los antiinflamatorios para perros.

Prueba Naku sin compromiso

Gorka Fernandez
| Autor:
Gorka Fernández García.

Director de Naku y Zaunk

2019-10-09T15:25:15+00:00 24/09/2019 9:00:11 |Blog|Sin comentarios
Deja tu comentario
Compra con suscripción
Compra con suscripción


Compra con suscripción
Compra con suscripción