Blog

Mi perro tiene diarrea, ¿qué le pasa?

La diarrea en perros es un problema frecuente que suele preocupar bastante a los dueños. En ocasiones, además de preocuparnos también puede dejarnos desconcertados: el perro parece estar bien, animado y en buen estado de salud… y, sin embargo, sus heces son líquidas. Incluso puede que las haya hecho dentro de casa. ¿Qué le sucede?

Antes de nada, hay dos cosas que debemos comprender. La primera, que la diarrea no es culpa del perro: en ningún caso debemos regañarlo por haber hecho sus necesidades en casa, ya que con toda seguridad no ha podido evitarlo. La segunda, que la diarrea no es realmente una enfermedad, sino un síntoma, la señal de que el pero no se encuentra bien.

La diarrea en perros puede tener causas muy diversas, pero normalmente no es un problema grave, así que no debemos asustarnos. Tendremos que analizar las heces de nuestro perro, vigilar su estado y, si es necesario, llevarlo al veterinario.

 

¿Cuáles son las causas de la diarrea en los perros?

Cuando un perro tiene diarrea, sus deposiciones no son sólidas, sino más o menos líquidas y sin forma definida. Con frecuencia, un perro con diarrea defeca más a menudo de lo habitual, y en grandes cantidades.

Es posible, además, que las heces líquidas vengan acompañadas de flatulencias, arcadas, vómitos y síntomas adicionales como la fiebre. Según cuál sea el problema que haya causado la diarrea, el perro puede también mostrarse alicaído y aletargado.

La diarrea de un perro puede ser causada por:

  • Alergia o intolerancia a algún alimento.
  • Ingesta de comida en mal estado.
  • Alteraciones bruscas de la dieta del animal.
  • Parásitos intestinales: nematópodos, tricocéfalos, triquinas… la lista es muy amplia.
  • Enfermedad intestinal.
  • Efecto secundario de algún medicamento o toxina.
  • Problemas puntuales como, por ejemplo, sobrealimentación, comer con mucha rapidez, situaciones de especial ansiedad, deshidratación, etc.

En circunstancias normales, la comida tarda unas ocho horas en atravesar el intestino delgado del perro. Durante ese tiempo, el cuerpo del animal absorbe los nutrientes y líquidos de la comida y deja únicamente los desechos, que salen en forma de heces sólidas y bien formadas.

Categorías
Últimas noticias
Prueba Naku sin compromiso

Cuando el perro tiene diarrea, el tránsito a través del intestino delgado es mucho más rápido o no se realiza de manera adecuada. El cuerpo no puede o no tiene tiempo de absorber el líquido de los alimentos ni de formar las heces, por lo que los excrementos salen en estado semilíquido, sin forma definida, y, en ocasiones, con olores extraños o demasiado fuertes, sangre y otras anomalías.

Para identificar el problema que le está causando diarrea a nuestro perro, entender si es o no grave y ayudar al veterinario a realizar su diagnóstico, antes debemos saber que existen diferentes tipos de diarrea, divididos en dos grupos: aguda o crónica, en primer lugar, y del intestino grueso o del intestino delgado, en segundo.

La diarrea aguda es la que aparece de forma súbita y tiene una duración de menos de tres semanas. Si, en cambio, la diarrea dura más de tres semanas, pasará a considerarse crónica, incluso aunque haya habido períodos de normalidad intercalados con fases de diarrea.

La diarrea del intestino delgado suele implicar deposiciones líquidas y abundantes, pero sin cambios drásticos en el patrón de defecación del perro o su urgencia por hacer sus necesidades. En la diarrea del intestino grueso, en cambio, las heces suelen incluir sangre, en mayor o menor cantidad, y el perro defeca con frecuencia y sin control.

 

Mi perro tiene diarrea con sangre, ¿cuál es el problema?

Si el perro tiene diarrea con sangre, la causa más probable es una enfermedad intestinal causada por un virus (como, por ejemplo, un parvovirus).

Es habitual que las heces de un perro con diarrea contengan un poco de sangre, pero en estos casos, más graves, las heces del animal consisten parcial o totalmente en sangre, y suelen venir acompañadas de mucosidad intestinal, y un cuadro sintomático que incluye vómitos y fiebre. Notaremos, además, que nuestro perro defeca con mucha frecuencia y es incapaz de aguantar las ganas, esté donde esté.

Si nuestro perro tiene diarrea con sangre y presenta síntomas como estos, deberemos llevarlo al veterinario lo antes posible.

Diarrea en perros causada por parásitos intestinales

La diarrea en perros también puede ser ocasionada por la presencia de parásitos en el sistema intestinal del animal. Como hemos mencionado antes, los perros son vulnerables a parásitos como los nematópodos, anquilostomas, tricocéfalos, triquinas, algunos protozoos… todos ellos pueden causar serias diarreas, entre otros problemas, si infestan a un perro.

Como podemos imaginar, todos los perros se infestan con parásitos en algún momento de su vida, pero casi todos ellos desarrollan, con el tiempo, cierta inmunidad natural, que se refuerza con los fármacos antiparasitarios que debemos administrarles periódicamente. No obstante, en épocas de especial estrés o debilidad del sistema inmunitario, los parásitos pueden proliferar y ocasionar todo tipo de problemas.

Si sospechamos que nuestro perro tiene un problema de parásitos, la solución es, una vez más, llevarle al veterinario para que este le realice un examen completo y determine la mejor forma de erradicar a esos huéspedes no deseados.

 

Tratamiento para la diarrea en perros

Como ya hemos dicho, la diarrea es un problema frecuente, y normalmente desaparecerá por sí sola en unas horas. No obstante, podemos disminuir su duración y ayudar a nuestro perro a sentirse mejor de las siguientes maneras:

  • Establecer un período de ayuno de 24 horas para que el tracto gastrointestinal del perro descanse.
  • Después del ayuno, darle al perro alimentos limpios y bajos en grasas (arroz y pollo cocidos, por ejemplo) en más tomas de lo habitual, con una menor cantidad de alimento en cada una de ellas. Si no volvemos a ver síntomas de diarrea, introducir poco a poco los alimentos habituales del perro después de 48 horas.
  • Intentar que el perro beba agua con frecuencia para evitar el riesgo de deshidratación.
  • Si la diarrea es especialmente severa, darle al perro un antidiarreico. No obstante, deberemos consultar con nuestro veterinario antes de hacerlo.
2019-12-04T07:12:30+00:00 04/10/2019 9:00:11 |Blog, Consejos, Salud|Sin comentarios
Deja tu comentario