Blog

La impronta.

El anclaje a nuestras ideas.

Konrad Lorenz, premio nobel de medicina y fisiología por sus estudios de la etología, que estudia el comportamiento animal, realizó los primeros estudios sobre la impronta animal.

Cuando las crías de ganso nacían perseguían a lo primero que se movían, en este caso a él, como si él fuera su madre, y así vivían toda una vida con esta idea, y fueran a donde fueran y pasara el tiempo que pasara, lo veían como a su madre. A este proceso se la llama impronta. En sí es un mecanismo de supervivencia.

La impronta

Las ideas también se improntan en nosotros por el mismo mecanismo, como resalta Dan Ariely en su libro “Las trampas del deseo”, y juegan un papel importante en la decisiones que tomamos a diario. En mi opinión, muchas de las ideas que tenemos ancladas en nosotros viven como los gansos de Konrad Lorenz, que aun sin ser realmente su mamá, así lo han creído toda la vida, y han actuado en consecuencia.

Lo mismo nos pasa con la idea de que los animales tienen que comer pienso, que es sano y lo mejor; esa idea, aun no siendo cierta, está anclada en la sociedad.

¿Cómo se ha anclado esta idea en nosotros?

Creo que analizándolo un poco podemos llegar a entenderlo. Las ideas se anclan en nosotros por una cuestión pura de supervivencia. No podemos cuestionarnos todo, todos los días. Viviríamos agotados intentando descubrir todo, y no disfrutaríamos. Por eso es bueno ser crítico en tu profesión y cuestionarte lo que haces de vez en cuando -como hice yo con la alimentación de nuestros animales-, para llegar a una serie de conclusiones que quiero compartir con vosotros.

“La primera impresión es la que cuenta”, cuánta razón hay en esa frase; si alguna vez has oído a un veterinario, un criador o un tendero decir “el pienso es la comida ideal para tu perro o gato”, el día que tengas un perrito o un gatito en brazos, y no tienes ni idea de nada, esa primera impresión, esa frase llega a ti con tanta fuerza que crees que va a salvar la vida de tu animal. Esa idea va a quedar atada a ti de por vida, como los gansos a Konrad Lorenz, aun siendo una idea errónea, vas a ir tomado decisiones encaminadas a ser fiel a esa idea.

Antiguamente hasta los anuncios de tabaco decían que fumar era sano, o en la actualidad, con el consumo elevado de azúcares que tenemos los humanos, las consecuencias en la salud que tienen en nosotros, en la obesidad y otras enfermedades. Con las dietas altamente procesadas como los piensos y las latas de comida para mascotas, según mis propias investigaciones, está ocurriendo lo mismo que ocurrió con el tabaco o lo que está ocurriendo con el consumo de azúcar en la actualidad.

¿Esto te parece fuerte hoy en día? ¿Que un dentista te recomiende tabaco, o que un médico te diga que es sano, y que se recomiende para el asma? Con la comida de las mascotas ocurre algo similar ¿Quién lanza esos mensajes? ¿Por qué los lanzan? Lo mismo ocurre cuando te dicen “carne fresca”, “verduras”, “completo”, “equilibrado”, lo único o lo mejor en la comida para mascotas, como vamos a ir descubriendo.

¿Cómo podemos romper esta impronta?

Lo primero es tener la motivación para querer cambiarla, y para eso es fundamental entender lo que está en juego detrás de esta idea. En la actualidad millones de perros y gatos están comiendo pienso y latas de comida para mascotas privando a sus propietarios de la oportunidad de darles de comer de una manera sana, fresca y equilibrada, porque se les ha usurpado la verdad. La situación es tan grave como la de ir al médico y que diga que tienes que comer hamburguesas todos los días para estar sano, o fumar, con las consecuencias que esto tendría en nuestra salud.

En la actualidad millones de perros y gatos están comiendo pienso y latas de comida para mascotas privando a sus propietarios de la oportunidad de darles de comer de una manera sana, fresca y equilibrada, porque se les ha usurpado la verdad.

Pues lo que está en juego aquí son dos cuestiones básicas: la primera es que las personas que teniendo la información para poder hacerles un comida sana, fresca, variada a sus animales, se les priva de esta opción por la cultura del miedo, y por decir que comer comida es malo. Por otro lado, la salud de millones de animales que no han podido evolucionar para comer comida rápida altamente procesada. Para mí y para muchos de vosotros lo que está en juego creo que nos importa.

¿No es así?

Solo hay un camino, el poder de la educación para cambiar las improntas que tenemos y mejorar en lo que hacemos cada día, vamos a por ello.

Un saludo a todos

Gorka Fernandez
| Autor:
Gorka Fernández García.

Director de Naku y Zaunk

2018-11-16T04:56:14+00:00 16/11/2018 4:34:55 |Blog|Sin comentarios

Deja tu comentario