Blog

¿Cómo cortar el pelo a un perro?

Cortarle el pelo al perro en casa es una práctica habitual para muchos dueños. Este pequeño ritual, mezcla de salud, bienestar y estética, no es complicado, pero tampoco puede hacerse totalmente a la ligera. No es buena idea limitarnos a coger las tijeras y empezar a cortar: antes tendremos que plantearnos qué tipo de pelo tiene nuestro perro y qué clase de corte queremos realizar.

Y es que, como sucede con los humanos, cada tipo de pelo de perro requiere unos cuidados específicos. De hecho, esto es incluso más cierto en el caso de los canes, ya que su pelo no es exactamente igual que el nuestro y, además, cumple varias funciones importantes para su bienestar. Por lo tanto, y esta es la clave, al cortarle el pelo a un perro no deberíamos pensar en nuestras preferencias, sino en sus necesidades.

Antes de nada, debemos saber que casi todos los perros tienen dos tipos de pelo: el pelo primario y el pelo secundario.

El pelo primario es la capa de pelo exterior, de mayor longitud. El pelo secundario, o subpelo, del que hay diferentes tipos, es de menor tamaño y está unido al pelo primario. Este pelo es el que se cae durante los períodos de muda para adaptar la capa de pelo a la temperatura exterior.

Esto es lo más habitual, pero hay que señalar que no todos los perros tienen pelo secundario. Esa es la razón por la que algunos perros no pierden pelo y, para compensar, necesitan cortes más frecuentes.

Existen cuatro tipos de pelo de perro:

  • Pelo corto. Es el que tienen razas como, por ejemplo, los pitbull. No necesita cortes, con raras excepciones (en cuyo caso usaremos la maquinilla para igualarlo). No es buena idea utilizar suavizantes ni aceites.
  • Pelo largo. Típico de razas como los yorkshire o los pomerania. Debemos cortarlo con tijeras y aplicar suavizante.
  • Pero duro. Razas como los westy o los schnauzer presentan este tipo de pelo. De más de 10 cm de longitud y textura rígida. Lo mejor es cortarlo con la maquinilla y no utilizar ni suavizantes ni aceites.
  • Pelo rizado. Es el pelo característico de razas como los caniches o los perros de agua. Para cortarlo, utilizaremos tanto maquinilla como tijeras. Es recomendable aplicar un champú humectante.

Entender cómo es el pelo de nuestro perro nos ayudará a saber cuál es la mejor forma de cortarlo y, en general, mantenerlo en buenas condiciones. También debemos saber que, más allá de estas indicaciones generales, existen razas de perros que pueden presentar necesidades especiales. Un ejemplo es el bichón maltés, cuyo pelo debe cortarse siempre que supere los 4 centímetros.

Pasos para cortarle el pelo a un perro en casa

Aunque sin duda podemos cortarle el pelo al perro nosotros mismos, la primera vez puede ser buena idea acudir a un peluquero canino. Nadie mejor que un profesional para resolvernos nuestras dudas, aconsejarnos y explicarnos todo lo que necesitaremos saber para cortarle bien el pelo a nuestro mejor amigo.

Cuando llegue el momento de hacerlo nosotros mismos, deberemos seguir estos pasos:

Bañar al perro el día anterior al corte

Un baño el día previo nos facilitará mucho la tarea, ya que trabajaremos sobre un pelo limpio y sin enredos. Es importante que utilicemos un champú específico para perros, y nunca productos de limpieza para personas, ya que el pH de su piel es diferente del nuestro. Si el pelo de nuestro perro lo necesita, este es también el momento de aplicarle acondicionador y suavizante.

Cepillarle el pelo antes de cortar

Con el pelo limpio esto resultará más fácil. Un buen repaso con el cepillo nos asegurará que el pelo del perro está totalmente libre de nudos; no obstante, si durante el proceso nos encontramos con algún nudo especialmente grande que haya sobrevivido al baño y se resista al cepillo, lo cortaremos para evitar hacer daño al perro.

Empezar a cortar por el cuerpo

Lo más recomendable es empezar a cortarle el pelo al perro por el cuerpo: patas traseras, lomo, pecho, vientre, patas delanteras y cuello, en ese orden. Es preferible hacerlo poco a poco, con tranquilidad, tanto para evitar cometer errores (dar tirones, pasarnos cortando en ciertas zonas, etc.) como para que nuestro perro no se ponga nervioso.

No pasa nada si no lo dejamos todo igualado desde el principio. Después del corte principal, podremos repasar las zonas en las que haya quedado más pelo, los nudos que puedan quedar, etc. Cuando recurramos a la tijera, deberíamos tener también un peine en la otra mano para ir tomando medidas.

Zonas sensibles: pelo de la cabeza y las almohadillas

Al cortar el pelo de la cara del perro, tendremos que ser muy cuidadosos para no hacerle daño. También debemos vigilar las vibrisas, los pelos largos y duros del mentón, las cejas o el hocico: nunca debemos cortarlos. Es especialmente importante repasar la zona de alrededor de los ojos, ya que esos pelos pueden llegar a causar problemas si crecen demasiado.

Repasar las almohadillas es muy recomendable, porque en esa parte de la pata, en permanente contacto con el suelo, suele acumularse mucha sociedad. Notaremos que nuestro perro se siente inquieto cuando manipulamos esa zona, que es muy sensible, por lo que deberemos proceder con especial precaución.

¿Cómo cortarle el pelo a un perro que no se deja?

Si nuestro perro no se deja cortar el pelo, la solución será ofrecerle estímulos positivos para que, con un poco de tiempo, asocie esa actividad a algo agradable. En ningún caso deberemos inmovilizar al perro o castigarlo, ya que de esa manera solo conseguiremos aumentar su incomodidad y, con ella, las probabilidades de que reaccione de forma imprevisible.

Empezaremos familiarizando al perro con los instrumentos de corte. Dejaremos que se acerque a ellos y los huela, un proceso que acompañaremos de una o varias de sus golosinas favoritas. Esta fase puede llegar a durar varios días, hasta que logremos que el perro no sienta inquietud al ver las tijeras o la maquinilla.

A partir de ahí, y siempre con mucho cuidado, intentaremos cortarle el pelo poco a poco. Siempre deberemos estar atentos a sus reacciones y lenguaje corporal. Las primeras sesiones de corte deberán ir acompañadas de muchas chucherías, caricias y felicitaciones.

2020-07-01T13:36:48+02:00 16/12/2019 9:00:06 |Blog|Sin comentarios
Deja tu comentario
¡Suscríbete!Recibe los mejores consejos sobre salud. ¡AQUÍ!