Blog

Cómo saber si mi perro es feliz

Los perros y las emociones

¿Un perro puede estar feliz o sentirse triste, asustado, celoso, excitado…? ¡Por supuesto! Al igual que nosotros, los perros tienen emociones. Lo sabemos porque los estudios científicos que se han realizado sobre esta cuestión revelan que los perros comparten muchas estructuras cerebrales, hormonas y procesos químicos con nosotros. Son, sin duda, capaces de experimentar lo que entendemos por emociones.

Por supuesto, esto no significa que las emociones de los perros sean exactamente iguales que las nuestras. Nuestros compañeros de cuatro patas pueden experimentar muchas emociones básicas, pero no reflexionan sobre ellas ni se las cuestionan. No hay sutileza, mentiras ni intenciones ocultas.

Por supuesto, que el espectro emocional de los perros sea más limitado que el nuestro no les resta valor (ninguna persona que conviva con un perro negaría esto, seguramente). Un perro puede ser feliz o desdichado, puede sentir mayor o menor atracción por alguien… Y, claro, como nos preocupamos por ellos y los queremos, esta reflexión nos lleva a hacernos preguntas que son inevitables: ¿cómo saber si un perro es feliz? Cuando tengo un perro, ¿cómo sé si me quiere?

Comunicación entre perros y seres humanos: interpretar las señales

Para entender cómo se siente un perro, debemos ser capaces de interpretar las señales que forman su código de comunicación. Los perros no hablan, pero no les hace falta: con atención y un poco de experiencia, comprobaremos que son como un libro abierto.

Los perros llevan conviviendo con nosotros miles de años, así que se podría decir que los hemos seleccionado para ser como son. Como especie, poseen gran cantidad de herramientas para comunicarse, pero, además, durante este tiempo, han aprendido no solo a convivir en nuestra sociedad, sino también a interpretar cómo nos sentimos. Aunque en este artículo nos estamos centrando en ellos, siempre deberíamos tener presente que los perros también son capaces de leernos a nosotros, hasta cierto punto. El nivel de habilidad para ello dependerá de cada perro –por una combinación de genética, experiencias vitales, factores ambientales y fisiológicos, y adiestramiento–.

Así pues, si los perros, como decimos, emiten señales –expresiones faciales y corporales, vocales, movimientos de la cola, comportamientos concretos, etc.– para comunicar cómo se sienten, ¿cómo podemos saber, concretamente, si un perro es feliz o si quiere a su dueño? Veámoslo.

Categorías
Últimas noticias
Prueba Naku sin compromiso

¿Cómo saber si tu perro es feliz?

  • Tiene un comportamiento equilibrado. Cada perro tiene su propio carácter, pero hay conductas problemáticas que pueden indicar insatisfacciones, desequilibrios o cuestiones no resueltas: conductas repetitivas obsesivas o estereotipias (dar vueltas sin sentido, lamerse compulsivamente, perseguirse la cola, etc.), conductas destructivas en casa, agresividad hasta otras personas u otros perros, miedo, etc.
  • En general, se muestra relajado. Cuando no está jugando o haciendo ejercicio, el perro se muestra tranquilo y a gusto: si es así, buena señal. Si un perro experimenta algún tipo de tensión, o nervios por algún motivo, tendrá a menudo muchas dificultades para permanecer quieto y relajarse.
  • Duerme lo que debe. Es decir, ni tiene dificultades para dormir y está siempre activo, ni se pasa el día entero durmiendo. Cualquiera de esos dos extremos podría indicar algún tipo de problema, físico (enfermedades, vejez, etc.) o de conducta.
  • Tiene apetito. Una vez más, se trata de asegurarnos de que nuestro perro no cae en ninguno de los extremos posibles. Si experimenta ansiedad al comer, o incluso si le lleva a ponerse agresivo, será una mala señal. También deberíamos preocuparnos si el perro apenas tiene ganas de comer.
  • Movimiento de la cola. Es un clásico, pero no está de más mencionarlo: la cola puede dar pistas acerca de cómo se siente nuestro perro en una situación concreta. Si se mueve con rapidez, indica felicidad o excitación (deberemos tener en cuenta el contexto). Si la cola está muy tensa o escondida entre las patas, el perro seguramente estará incómodo, en una situación de enfrentamiento o asustado.
  • Es activo. Excepto en perros de edad avanzada, si un perro tiene ganas de salir a la calle, de jugar, de relacionarse con otros perros y personas y de hacer ejercicio, en general, es un síntoma de que su estado de ánimo es el adecuado. Si nuestro perro se muestra apático y no muestra interés en salir de casa, puede ser un síntoma de enfermedad o depresión.

¿Cómo saber si tu perro te quiere?

  • Contacto visual y atención. Cuando un perro quiere a su dueño y está a gusto con él, tiende a seguirle allá a donde vaya y busca constantemente el contacto visual. Estas, que son señales de aprecio y vinculación, pueden acabar convirtiéndose en algo negativo si acostumbramos a nuestro perro a seguirnos a absolutamente todas partes. Si nos aprecian, querrán estar con nosotros… pero también deben ser capaces de pasar tiempo solos.
  • Hay personas a las que no les gusta, y no cabe duda de que algunos perros pueden llegar a ser demasiado efusivos, pero debemos entenderlo: cuando un perro nos lame, puede ser que nos esté mostrando su aprecio.
  • El perro se relaja e incluso duerme a nuestro lado. Si el perro nos busca para estar junto a nosotros cuando descansa, e incluso cuando duerme, podemos estar satisfechos: tienen un deseo real de estar a nuestro lado.
  • Busca pasar tiempo con nosotros. Para un perro feliz, no hay mejor regalo que pasar tiempo con su dueño. Si te busca para jugar, ir a dar un paseo, o realizar cualquier otra actividad divertida para él, significa que valora pasar tiempo contigo. No hay mayor muestra de amor para él hacia ti que ésta.
2020-02-05T17:17:19+00:00 05/02/2020 1:31:39 |Blog|Sin comentarios
Deja tu comentario