Blog

West highland white terrier: características, carácter y cuidados

El west highland white terrier, a menudo abreviado cariñosamente como westie o westy, es una raza de perro muy querida que podemos ver con frecuencia por las calles de nuestras ciudades.

Estos pequeños canes de pelo blanco originarios de las Tierras Altas de Escocia son la elección de muchas personas aficionadas a los perros debido a todas las cualidades que exhiben: son animales fuertes y equilibrados, leales y cariñosos. Además, se llevan muy bien con los niños y pueden aprender fácilmente a convivir con otros perros y animales de otras especies.

Que su reducido tamaño no te engañe: los westies fueron criados para la caza del zorro, por lo que, por encima de todo, son perros robustos y muy valientes. Pero también son adaptables. Pueden vivir sin problema en pisos pequeños, pero necesitan realizar bastante ejercicio, lo que les convierte en unos excelentes compañeros de aventuras para las personas más activas.

Si a ti también te han conquistado los westies y estás planteándote adoptar uno, te recomendamos que sigas leyendo para conocerlos un poco mejor.

West highland white terrier: características físicas

Principales características del west highland white terrier

Los westies son perros compactos, es decir, pequeños, pero fuertes: suelen medir unos 28 centímetros hasta la cruz, con un peso de entre 8 y 10 kg. Como sucede en muchas otras razas, los machos suelen ser ligeramente más grandes y pesados que las hembras.

Tienen patas cortas y musculosas, lomo recto y una cabeza bastante grande en relación a su cuerpo. En ella encontramos dos ojos pequeños, almendrados, de tamaño oscuro, y una trufa de color negro. Las orejas suelen ser triangulares y rectas.

En el otro extremo del cuerpo veremos la característica cola de esta raza: de entre 12 y 15 centímetros, recta y cubierta de abundante pelo.

Pero la característica física más distintiva del west highland white terrier es su hermoso pelaje blanco, compuesto por dos capas: una interior, suave y densa, y una exterior, más dura. El pelo del westie crece con rapidez, y la capa exterior puede alcanzar fácilmente los 5 o 6 centímetros de longitud. Con un westie, las visitas al peluquero canino serán frecuentes.

Esperanza de vida del west highland white terrier y salud

El west highland white terrier tiene una larga esperanza de vida, como muchos perros de razas pequeñas. Con los cuidados adecuados, y siempre que no surjan problemas inesperados, un westie puede llegar a vivir entre 12 y 16 años.

West highland white terrier: temperamento y carácter

¿Cómo es el carácter del west highland white terrier?

El westy es conocido y apreciado por ser cariñoso y sociable. Es un can que se caracteriza por su compañerismo y que disfruta formando parte de una familia y, en general, recibiendo atenciones por parte de su dueño.

Por supuesto, el westie sigue siendo un terrier, y eso implica que en ocasiones puede mostrarse tozudo y temperamental. Pero son perros inteligentes, capaces de aprender con rapidez y que responden muy bien al adiestramiento: con un poco de paciencia, tendremos al compañero de vida perfecto, tanto en casa como fuera de ella.

Y el west highland white terrier necesitará ambas cosas: ratos de compañía en casa y ejercicio en el exterior. Son perros vivaces, inquietos, por lo que una buena rutina de paseos y ejercicio será imprescindible para su bienestar. No necesitan ejercitarse con intensidad, pero sí con frecuencia.

Los westies son incansables, traviesos y juguetones. Siempre estarán dispuestos a descubrir y practicar nuevos juegos, así como a cultivar sus aficiones innatas: excavar y perseguir presas. Sobre esto último, cabe mencionar que el west highland white terrier tiene un marcado instinto cazador, por lo que deberemos trabajar para acostumbrarle a convivir con otros animales, en especial si son más pequeños que él.

Esto no significa que el westy solo se atreva con los que son de menor tamaño que él. De hecho, y como ya hemos mencionado, son perros muy valientes y tenaces, a pesar de su reducida envergadura.

Alimentación y cuidados para un west highland white terrier

Alimentación del west highland white terrier

La alimentación es una de las claves para el bienestar de cualquier perro, incluidos los westies. Esta raza, en concreto, al ser muy activa, necesitará una alimentación que pueda proporcionarle toda la energía que necesite. A parte del tipo de alimentos, tendremos que cuidar la cantidad, ya que debe ajustarse a su nivel de actividad (bajo, medio, alto).

Los westies son propensos a sufrir problemas en la piel, si este es el caso de tu perro, deberás cambiar su alimentación a una apropiada para este tipo de patología. Aquí puedes consultar alguna receta para calmar los problemas de piel en perros.

Una alimentación poco cuidada, compuesta únicamente por piensos, puede acabar causándole a tu amigo peludo serios problemas de salud a largo plazo. Para el west highland white terrier, como para cualquier otro perro, es muy recomendable elegir una alimentación fresca y variada, compuesta por alimentos escogidos por ti mismo y preparados en casa.

Y si no tienes tiempo o no tienes claro cómo elaborar recetas para tu perro, lo mejor será escoger un tipo de comida que sea lo más parecida posible a lo que tú mismo prepararías en casa.

Higiene y otros cuidados

Junto con la alimentación, una buena higiene es otro de los pilares fundamentales de la salud de tu westie.

El west highland white terrier necesita, como todos los perros, limpieza y una adecuada rutina de baños. No obstante, debes tener en cuenta que la piel del westy es un poco delicada, por lo que deberás usar productos específicos para este tipo de pieles. Un baño al mes o cada tres semanas será suficiente.

El pelaje blanco del westie, combinado con su gusto por las aventuras y la excavación, puede hacer que parezca estar sucio constantemente. Un buen truco para evitarlo sin abusar de los baños es utilizar toallitas para bebés o paños húmedos. Y, por cierto: además de limpiada, la bonita melena del westie deberá ser cepillada con regularidad. Así, lucirá siempre brillante y saludable.

Mención aparte merecen la higiene dental y las desparasitaciones, dos cuidados que lógicamente el westy necesita tanto como los otros perros. Así como visitas regulares a su veterinario.

2020-07-01T13:34:15+02:00 20/03/2020 1:17:33 |Blog|Sin comentarios
Deja tu comentario
¡Suscríbete!Recibe consejos sobre alimentacion, salud, descuentos, ¡y mucho más!

Personalziar mi menú

Personalziar mi menú