Blog

Secretos del etiquetado del pienso

“Biológicamente apropiado” “Ingredientes Regionales frescos” “Nuestros granjeros” son algunas de las tantas frases que podremos leer en el packaging


Recibimos muchas consultas de nuestros usuarios y, la mayoría de las veces, son sobre los mismos temas y afirmaciones.

En la legislación vigente respecto al empaquetado y al etiquetado de productos hay grandes resquicios, y gracias a la magia del Marketing llegamos a creer que estamos comprando algo que en realidad no es. El negocio de la alimentación de mascotas está basado en una gran mentira. Las marcas, para diferenciarse de otras marcas, pueden contarnos la realidad a su gusto, muchas veces llegando al engaño o haciéndonos creer algo que no es. Y esto es así porque la ley lo permite.

Vamos al grano. Analizaremos una marca concreta, Orijen. No tenemos nada concreto contra esta marca, la emplearemos como ejemplo para examinar datos objetivos. Todas las marcas funcionan de manera similar. No nos importa si es mejor o peor que otras marcas. Intentaremos romper ese esquema mental que nos hemos creado sobre la alimentación animal en general y sobre los piensos en concreto.

En nuestro proceso de decisión, al comprar pienso por ejemplo, influyen diferentes motivos.

  1. Hemos visto o leído algo con lo que nos hemos identificado. Nos llega porque es acorde a nuestra manera de pensar.
  2. Porque alguien de confianza nos lo prescribe.
  3. Porque tengo mucha información y medito mi compra.
Prueba Naku sin compromiso

En este último caso, veremos cómo gracias al marketing, con su lenguaje tan rimbombante, nos harán sentir súper especiales y afortunados de comprar un producto concreto.

En el caso de Orijen, nos dicen que es “BIOLÓGICAMENTE APROPIADO”. ¿Quién no quiere algo así para su perro? Pero, vamos a ver, ¿qué hay más biológicamente apropiado para nuestros canes que carne cruda, con verduras frescas, frutas…? es decir, todo lo contrario a un pienso altamente procesado.

“Biológicamente apropiado” “Ingredientes Regionales frescos” “Nuestros granjeros”…son algunas de las tantas frases que podremos leer en el packaging. Que al final no son más que frases publicitarias, que suenan muy bien, pero no son más que el esfuerzo de la marca para vender más.

Pero según la legislación vigente es suficiente añadir el 4 % de estos ingredientes para poder mencionarlo en mi web o en el packaging. Sorprendente, ¿verdad? Con añadirle una pequeña parte de ave de corral en mi formulación puedo decir que utilizamos aves de corral. ¡4 gramos de cada 100! Pues ya lo tenemos. Una frase de las que nos enganchan: este pienso tiene ave de corral.

Otro ejemplo. “Desde las aves y huevos de corral, pescado silvestre y carnes de rancho a las frutas y verduras maduradas al sol,…” Suena delicioso, ni en el mejor restaurante te lo venden tan bien…

“Nuestros ingredientes frescos son conreados (cultivados) y criados localmente, aptos para el consumo humano, y se nos entregan frescos a nuestras cocinas…” Un momento, vamos a analizar esta frase. Los ingredientes, claro que son aptos para consumo humano. Pero el truco está en que los ingredientes se procesan en plantas para consumo humano para hacer productos para consumo humano. Y todo lo que no sirve para el consumo humano, se procesa en plantas de consumo animal para hacer productos aptos solo para consumo animal.

Es decir, el pienso se hace con todo lo que no sirve para hacer productos de consumo humano, subproductos, en plantas de categoría 3.

Pero ¿cómo es posible que digan que el pienso tiene ingredientes aptos para el consumo humano? Con que esos ingredientes provengan del consumo humano y con solo añadirle un 4%, ya lo pueden decir legalmente.

Seguimos. Vamos a analizar la lista de ingredientes al detalle.

Carne fresca de pollo (13 %), carne fresca de pavo (7 %), huevos enteros frescos (7 %), hígado de pollo fresco (6 %), arenques enteros frescos (6 %), platija entera fresca (5 %), hígado de pavo fresco (5 %), cuellos de pollo frescos (4 %), corazones de pollo frescos (4 %), corazones de pavo frescos (4 %), pollo deshidratado (4 %), pavo deshidratado (4 %), caballa entera deshidratada (4 %), sardinas enteras deshidratadas (4 %), arenques enteros deshidratados (4 %), lentejas rojas enteras, lentejas verdes enteras, guisantes enteros, fibra de lentejas, garbanzos enteros, guisantes amarillos enteros, judías pintas enteras, judías blancas enteras, aceite de arenque (1 %), grasa de pollo (1 %), cartílago de pollo (1 %), hígado de pollo liofilizado, hígado de pavo liofilizado, calabaza entera fresca, calabaza Butternut entera fresca, calabacines enteros frescos, chirivías frescas enteras, zanahorias frescas, manzanas rojas enteras frescas, peras enteras frescas, col rizada fresca, espinacas frescas, acelgas frescas, nabo fresco, algas pardas, arándanos rojos enteros, arándanos azules enteros, guillomo de sakatun entero, raíz de achicoria, raíz de cúrcuma, cardo mariano, raíz de bardana, lavanda, raíz de malvavisco, escaramujo, Enterococcus faecium.

Todos los ingredientes que pone “Fresco”, están sin secar. Es decir, una vez secados al hacer las harinas, irían al final de la lista. Recuerda, los ingredientes van en orden de mayor a menor cantidad.

Los ingredientes “Deshidratados” irían al principio de la lista. Todos ellos son subproductos NO APTOS PARA CONSUMO HUMANO. Esto duele escucharlo. Pero es así.

El resto de la lista (lentejas rojas enteras, lentejas verdes enteras, guisantes enteros, fibra de lentejas, garbanzos enteros, guisantes amarillos enteros, judías pintas enteras, judías blancas enteras, aceite de arenque (1 %),…) equivaldría al 1% del pienso. Este 1% nutricionalmente aportaría demasiado poco al conjunto.

Ya ves que las apariencias engañan. El tema está en cómo nos lo han contado. Si nos cuentan que estos ingredientes son súper especiales, recogidos a mano en lagos y granjas de Canadá, y la legislación se lo permite, nos sentiremos muy especiales dándole esto a nuestros perros. Pero si todo esto fuera real, no lo podría pagar nadie, seamos coherentes. Valdría tanto dinero que no nos lo podemos permitir.

Y ¿Cómo lo hacen? echándole poco de estos ingredientes, y diciendo que es mucho. Por esto creemos que les estamos dando un alimento muy bueno y “Biológicamente Apropiado”.

No nos engañemos. No podemos pensar que dándoles pienso los estamos alimentando correctamente.

Esto técnicamente no se sostiene. Son alimentos altamente procesados, con la consiguiente pérdida de nutrientes. Es seco, daña los riñones. Una dieta fresca es mejor, siempre.

¿Cómo podemos comprobar todo esto? Fácil. Nos podemos poner en contacto con cualquier marca y ellos están obligados por ley a respondernos. Haz las preguntas correctas:

  • ¿las harinas son aptas para consumo humano?, no “si provienen de”, sino “si SON”. Es decir, ¿las harinas son FEED o FOOD? (no apto para consumo humano o apto para consumo humano respectivamente)
  • ¿el 100% de los ingredientes son de vuestros proveedores locales? Las famosas aves y huevos de corral, etc. ¿El 100% de las harinas de pollo son de corral?

Hay que tenerlo claro. Provenir de consumo humano no quiere decir que sea apto para consumo humano.

Y que por decir que los ingredientes son de lagos y corrales canadienses, no tienen por que serlo al 100%; con un 4 % en fresco y de los despojos de esas empresas lo podemos mencionar.

El pienso es pienso, y la comida, comida. Alimentemos a nuestras mascotas con comida y estos estarán mucho más sanos.

Piensa en su salud, ellos te lo agradecerán.

Síguenos en facebook:
https://goo.gl/gHfIyJ

Síguenos en nuestro youtube:
https://goo.gl/FGu3iw

Prueba Naku sin compromiso
2019-07-05T10:39:25+00:00 26/06/2017 12:00:00 |Alimentacion, Blog|1 comentario
Un comentario
  1. Cristina Alem 26 junio, 2017 en 1:07 pm

    Tienes toda la razón. Los veterinarios hacen un gran negocio con las bolas de pienso y tienen mucha culpa de lo que sucede… Pero claro, a ellos no les perjudica que los animales enfermen, ¿verdad?

Deja tu comentario