Blog

La importancia del juego

Jugar es una actividad fácil, muy útil y que al mismo tiempo estimula al perro.

Perro juega

La falta de estimulación es la que provoca que nuestros perros tengan que derivar toda su energía a labores que, probablemente, no sean de nuestro agrado: mordisquear los muebles, rasgar las paredes, hacer agujeros en el jardín…

Los perros han sido seleccionados por el hombre durante siglos para cumplir funciones muy específicas: mover el ganado, buscar y cazar con nosotros, protegernos… estas han sido labores que, hasta ahora han mantenido a nuestros perros ocupados y estimulados. El problema que surge ahora es que, esas mismas razas, que han sido seleccionadas por sus cualidades para el trabajo, son ahora elegidas simplemente por su belleza. El perro que está genéticamente cualificado para rastrear en el monte durante horas, se ve ahora convertido en un perro de compañía.

Es nuestra responsabilidad, como dueños, el dedicar un tiempo a esa estimulación física y mental que nuestra mascota tanto necesita.

Categorías
Últimas noticias
Prueba Naku sin compromiso

Es habitual relacionar las actividades caninas a paseos implacables, footing, ir en bicicleta o lanzar pelotas. Nuestro afán es “agotar” al perro para que se quede tranquilo en casa. Lo que también hay que tener en cuenta es que con el entrenamiento aumenta la masa muscular y, por tanto, la capacidad de generar energía. Esto quiere decir que se produce una mejora en la eficiencia de los músculos, lo cual permite el mismo nivel de trabajo con menos “gasolina”. Al final nos encontramos con un perro al que siempre hay que aumentar el nivel de ejercicio y que, si un día no podemos sacarlo el tiempo suficiente, nos da problemas.

El ejercicio físico es un complemento que ayuda a que el perro tenga un buen carácter, aunque algunos perros (a causa de su edad, de una enfermedad o de su tamaño) les es imposible realizar según qué ejercicios.

Todo ello no debería representar ningún problema, ya que las posibilidades para jugar son muy variadas y se pueden adaptar muy fácilmente en función de las características de la mascota. Si, por ejemplo, su perro es todavía un cachorro, una mezcla de ejercicios mentales, motrices y de coordinación servirán para estimularlo mentalmente y serán de gran ayuda para su desarrollo. Los perros adultos también se muestran más tranquilos si se les proporciona la estimulación física y mental necesaria.

El entrenamiento de habilidades caninas, los ejercicios de rastreo o, según la metodología de aprendizaje, el agility, son solo un ejemplo de las actividades que le ayudarán a mejorar la capacidad mental de su perro y que fortalecerá el vínculo entre ambos. Jugando con su perro, usted descubrirá cosas que jamás hubiese imaginado que fuesen capaces de hacer.

Los animales mentalmente activos se conservan en mejor forma.

La estimulación cognitiva reduce los niveles de ansiedad, además de ayudar a que mejoremos el vínculo con nuestro perro y que éste aumente la confianza en sí mismo. ¿Puede pedirse algo más?

2020-09-03T16:14:33+02:00 29/12/2011 12:00:00 |Adiestramiento|1 comentario
Un comentario
  1. mika 21 octubre, 2013 en 3:06 pm

    Me apena que en Argentina no tengamos naku. Cuando van a traer para estos lados?

Deja tu comentario

¡Suscríbete!Descubre todo lo que necesitas saber para adiestrar a tu perro ¡AQUÍ!