Blog

¿Es sana la comida que le das?

Diferencias entre el pienso, y comida de mascotas en general, con alimentos para mascotas de grado humano.

Dentro de los productos que puedes encontrar en el mercado para alimentar a tu perro o gato, están los alimentos elaborados bajo la normativa de alimentación de animales de compañía, que generalmente son piensos y latas de comida húmeda, y, por otra parte, los alimentos de máxima calidad que son los deshidratados a baja temperatura, elaborados en fábricas de alimentos para humanos y bajo la normativa de alimentación humana.

Te explicamos la diferencia:

Comida para perros y gatos, Pet Food

La elaboración de la comida para mascotas funciona a través de un sistema que parte de la retirada de los subproductos de la alimentación humana, es decir, que estamos dando a nuestros perros y gatos los desechos que generamos las personas. Esto incluye las sobras que salen de los mataderos después de separar todas las partes del animal que son para consumo humano. Huesos, carcasas, pieles, tripas, patas o cabezas, u otros ingredientes que, por el motivo que sea no pasarían una inspección y son declarados como no aptos para consumo humano se utilizan para alimentar a nuestros animales.

La industria del Pet Food o alimentos para mascotas consigue que, como por arte de magia, todos estos subproductos que de otra forma tendrían que ir a la basura, cuando tu perro y tu gato se los comen, se conviertan en bene­ficio, es decir, en dinero.

Por ejemplo, puedes comprar un saco de pienso en una clínica veterinaria por un precio de 87€. Al mirar en la lista de ingredientes lees lo siguiente: 20% carne de pollo, maíz, trigo, grasas animales, manzana, pera, calabaza, pulpa de remolacha, huevos, conservantes y colorantes autorizados por la UE.

Bueno, aparentemente no es una mala dieta, pero vamos a ver qué hay de cierto en esto.

En realidad, al quitarle el agua, ese 20% de pollo se reduce a un 7,2%, pero lo que es aún peor es que ese 7,2% de pollo que queda pueden ser cabezas, patas y carcasas, no la carne que te estabas imaginando.

Las frutas, verduras y cereales pueden ser los restos que salen de cualquier fábrica que utilice estos productos, como la pulpa de remolacha, presente en muchos piensos, que no es más que el residuo que queda después de exprimir la remolacha para obtener azúcar.

El miedo a que los ingredientes estén contaminados y el propio proceso para hacer las bolas de pienso, les lleva a los fabricantes a utilizar altas temperaturas. Lo que no nos cuentan es que esto, además de matar posibles patógenos como bacterias y parásitos, mata también gran parte del valor nutricional de la comida, incluyendo vitaminas y aminoácidos esenciales.

Pero, ¿por qué querría tu perro o gato comerse esto? En el proceso de fabricación, después de triturar los ingredientes, se les da un baño de grasas que lo hace más apetecible.

Como estas grasas se enrancian muy fácilmente, necesitan utilizar conservantes.

Entre los conservantes que podemos encontrar están el BHA, el BHT o la Etoxiquina.

Muchos perros son alérgicos a los alimentos que contienen conservantes químicos, y presentan síntomas crónicos como el exceso de picor, diarreas habituales o, simplemente, malestar. Problemas que seguirán ahí mientras no se retiren las sustancias químicas.

¿Cuánto vale todo esto?

Realmente muy poco, pero una falta de información y un brillante marketing han conseguido que tu pagues 87€ por comprarlo.

Ya ves que no por pagar mucho dinero estas dando un buen alimento a tu perro o gato, pero los que pueden estar pagando un precio muy caro son nuestros animales. Un estudio cientí­fico reciente habla de las altas tasas de aumento de cáncer de hueso en perros y gatos que están relacionadas con el fluor que hay en los subproductos de animales. Otros estudios sugieren que el 74,7% de enfermedades dermatológicas comunes en perros y el 63% de enfermedades dermatológicas comunes en gatos se pueden eliminar sin intervención médica en un periodo de un año únicamente a través de una correcta alimentación.

Comida para perros y gatos normativa de alimentación humana

Por otro lado, existen alimentos para perros y gatos, como NAKU, que están basados en la normativa de alimentación humana.

¿La diferencia? Los controles de calidad, los requisitos sanitarios de las fábricas y, ¿recuerdas los subproductos que hablábamos antes? Están todos prohibidos. Sabemos que su organismo necesita comida fresca, de calidad y variada: carne, pescado, fruta, verdura…

Los alimentos frescos contienen el ingrediente fundamental: VIDA.

Poseen encimas naturales, probióticos, antioxidantes, vitaminas y minerales en su estado natural, y es imposible encontrar esto dentro de una bola seca de pienso.

El proceso de fabricación ha sido la deshidratación a baja temperatura, horneando los ingredientes lentamente para eliminar el agua. Gracias a que son ingredientes de calidad y a que han tenido un procesado mínimo, no es necesario utilizar grasas animales, colorantes, conservantes ni ningún otro aditivo químico.

Los ingredientes se ven, se huelen y recuperan su textura original una vez rehidratados. Un estudio reciente concluyó que el 78% de los animales que se pasan a este tipo de comida mejoran sus problemas de piel y pelo relacionados con alergias, el 82% mejora su digestión y el 61% de los dueños cree que este alimento puede alargar la vida de su perro o gato.

Este tipo de comida está desarrollado para cumplir las necesidades nutricionales de su perro o gato, eso sí, recuerda que estamos hablando de comida fresca y que, como tal, se puede mezclar con otros ingredientes frescos que tengas en casa: carne, frutas, verduras…

Por la calidad y digestibilidad de los ingredientes de Naku, la ración que debes darle a tu perro o gato es menor que en el resto de alimentos, pero al mezclarse con agua y recuperar su humedad natural lo que no te va a pasar es que se quede con hambre. Ten en cuenta que 5 kg de Naku se convierten en 17 kg de comida fresca.

Te puede interesar:

Naku Camino

Naku Instinto

Naku Vida

2018-08-26T09:16:26+00:00

5 Comentarios

  1. Pamela 11 junio, 2014 en 11:20 pm

    hola disculpa, este alimento existe en mexico?, tiene distribucion en sinaloa?, cuales son las presentaciones que existen, y los precios correspondientes de cada una?, como se deben de mezclar o preparar, gracias

  2. Isa Gonzalez 21 octubre, 2012 en 4:09 am

    No dudo que vuestros productos sean buenos pero vuestros metodos de publicitarlos no me gustan nada. Deberiasis revisar la Reglamentacion Tecnicosanitaria relacionada con alimentos y alimentos para animales porque es igual de estricta en controles e inspecciones. Cuando hablais de productos quimicos parece que son venenos, deberiais saber que en alimentacion humana que decis que es tan buena hay una larga lista de productos quimicos autorizados, la mayoria obtenidos de forma natural y no solo sinteticos. Si haceis referencia a estudios cientificos podriais especificar un poco mas quien los ha hecho y donde estan publicados porque suena a chiste, como hacen en los anuncios de cosmeticos. Me parece muy bien que alabeis las virtudes de vuestros productos pero no a costa de difamar los piensos.Por mi experiencia puedo afirmar que el 100% de los piensos son buenos, mi perro los come y no tiene enfermedad ninguna, esta sano y es feliz, no necesito mas estudio que ese

  3. Elizabeth 17 octubre, 2012 en 7:11 pm

    Hace ya casi 2 meses que cambié la dieta de mi schnauzer Kay a Naku camino y los resultados son excelentes. Desde el primer día le ha encantado y los problemas de dermatitis que tenía han desaparecido, con lo cual tiene más pelo y más sedoso. Además, bebe menos agua.
    El problema que se me presenta ahora es cómo darle continuidad, ya que vivo en Gran Canaria y el envío salió costoso, tanto para ustedes como para mi. Tendré que ver cómo hago…

  4. Leire 27 agosto, 2012 en 11:25 am

    Buenos días, antes de irme de vacaciones, descubrí Naku, y aunque pensé que iba a ser más de lo simpre…. tengo que reconocer que mis perros y yo estamos encantados. El vídeo me impactó un montón, pero me ha impactado más Naku como producto. Lo he probado personalmente y hasta me sabe rico. Mis perros lo comen de maravilla, no hemos tenido problemas al hacerles el cambio directamente. Sus cacas son geniales. Les gusta comerlo un poco en “engrudo” Y con la cosa de esperar esos 10 min. para que todo se rehidrate, he conseguido que, además, coman calmados.

Deja tu comentario