Blog

Cuidado con lo que te dicen o venden

¿Es sana la comida que le das a tu perro?

Isa González comenta en nuestro blog (puedes leerlo aquí), en el artículo ¿es sana la comida que le das?:

“No  dudo que vuestros productos sean buenos pero vuestros métodos de publicitarlos no me gustan nada. Deberíais revisar la Reglamentación Tecnico sanitaria relacionada con alimentos y alimentos para animales porque es igual de estricta en controles e inspecciones. Cuando habláis de productos químicos parece que son venenos, deberíais saber que en alimentación humana que decís que es tan buena hay una larga lista de productos químicos autorizados, la mayoría obtenidos de forma natural y no solo sintéticos. Si hacéis referencia a estudios científicos podríais especificar un poco mas quien los ha hecho y donde estan publicados porque suena a chiste, como hacen en los anuncios de cosméticos. Me parece muy bien que alabéis las virtudes de vuestros productos pero no a costa de difamar los piensos.Por mi experiencia puedo afirmar que el 100% de los piensos son buenos, mi perro los come y no tiene enfermedad ninguna, esta sano y es feliz, no necesito mas estudio que ese”

¿Y la comida donde está?

Hola Isa, lo primero agradecerte que aportes contenido a nuestro blog, ya que si no surgen ente tipo de dudas no es posible llegar a conocer la verdad sobre esta industria de la que estamos hablando.

El mercado de los alimentos para animales de compañía no tiene ni de lejos los mismos controles que soporta la industria de alimentación humana. Te voy a dar un ejemplo concreto:

Cuando hablamos de los conservantes empleados en los alimentos, existen regulaciones para controlar e informar al comprador de lo que lleva una comida. En consumo humano, es obligatorio mencionar qué conservantes o aditivos se han incluido en un alimento, incluso está limitada la cantidad máxima que se puede añadir. Mientras que en los alimentos para perros y gatos, muchos de estos componentes no tienen límite de dosificación y ni siquiera es obligatorio especificarlos.

En EEUU existen múltiples grupos de presión para conseguir cambiar estas normativas, uno de los mayores es el grupo fundado por Susan Thixton, en el que puedes ver casos reales como el que impulsó a la fundadora a crear la página. Al morir su perra, el veterinario le dijo que era posible que el cáncer que la mató, fuese causado por un conservante presente en su comida. Cuando ella fue a preguntar al fabricante, la respuesta fue que añadían este químico (Etoxiquina), porque de esa manera conseguían que su alimento se mantuviese en buenas condiciones durante más de 25 años. Puedes hacer la prueba con tu propio alimento, guarda unas bolas de pienso en un armario durante 3 años y observa el cambio que han sufrido durante este tiempo, te sorprenderá ver que no puedes diferenciarlas de las que acabas de coger del saco.

Ethoxyquin etoxiquina

Son este tipo de cosas las que no hacen desconfiar de la industria, por supuesto que en la alimentación humana se utilizan químicos, pero no a estos niveles, además, el fabricante tiene la obligación de mencionarlos y está en nuestra mano elegir si compramos o no. Puede haber cosas que mejorar en la normativa de consumo humano, pero los perros y gatos están desamparados frente a estos hechos, tenemos derecho a saber con qué se hace su comida para poder elegir.

En relación a los estudios que comentas, cuando se mencionan los estudios, tienes la dirección en la que lo puedes leer. Concretamente el estudio sobre el contenido en flúor de los alimentos para mascotas, otro componente que está restringido en la alimentación humana y no se menciona en la de mascotas, aunque esté demostrado que tiene efectos perjudiciales para la salud. Es algo muy interesante que no deberías dejar de leer:

http://www.ewg.org/pets/fluorideindogfood

La clave de todo esto es que la mayoría de propietarios no sabemos realmente qué hay en la comida para mascotas, si esto estaría claro, que una persona elija dar pienso a su perro nos parecería perfecto, pero sabemos que la inmensa mayoría no sabe con qué se hace y, por lo tanto, no tiene un criterio claro para hacer su elección, sino que se fía de lo que dice un amigo o su veterinario

Por ejemplo, todos los días nos llegan consultas sobre alimentación a nuestra dirección de correo (info@naku.es), hoy en concreto hemos recibido esta:

Ander nos pregunta:

“hola, os escribo para saber si el que le doy a mi cachorro border collie de 10 es adecuado o no. dicen que:Todos los productos de esta marca son GRADO “A” (100% de las Mat. Primas son calidad Consumo Humano), sus componentes son los siguientes:

  • 18% pollo fresco
  • 18% carne de pollo
  • Grano de maiz entero
  • Grasa de pollo*
  • Grano de arroz entero
  • Pulpa de remolacha
  • Levadura de Cerveza
  • Harina de Huevo
  • Carne de pescado*
  • Linaza
  • Aceite de pescado*
  • Minerales
  • Vitaminas
  • Nucleotidos
  • Fructooligosacridos Prebioticos (FOS)
  • Mananoligosacaridos Prebioticos (MOS)
  • Extracto de Arandano
  • Sulfato de condroitina
  • Sulfato de glucosamina
  • MSM
  • Extracto de Fibra de Yuca
  • *Tocopheroles y extracto de romero como conservante
  • Minerales en forma de quelato(incl. el zinc)

no es lo mismo

Este es otro aspecto derivado de la normativa, habitualmente podemos escuchar que los ingredientes de un pienso son aptos para el consumo humano. Lo cierto es que ningún ingrediente que pisa una planta de pet food es apto para el consumo humano. Pueden decirnos que PROVIENE del consumo humano pero, ¿qué subproducto no cumple esta característica? Otra cosa es qué tipo de subproducto utilicen, esta marca en concreto menciona en su página web que el pollo deshidratado lo obtienen de las carcasas del pollo, pero que no utilizan patas, cabezas ni tripas.

Por otro lado, cuando en la lista de ingredientes leemos ingredientes no deshidratados como “pollo fresco”, hay que contar con que, una vez quitamos el agua, este ingrediente que lo nombran con un 18 %, pasa a ser entre un 5 y un 6 % del total.

Ander ha elegido su pienso creyendo que su perro está comiendo un alimento cuyo principal ingrediente es la carne de pollo apta para el consumo humano. La realidad es que, el maíz y el arroz componen probablemente la parte mayoritaria, un 18 % del pollo proviene de las carcasas y el pollo fresco ocuparía unos de los últimos lugares de la lista, con una aportación de un 6 %.

En consumo humano existe una fórmula clara que determina si un producto es carne o no lo es:

Hidroxiprolina*8/proteína < 10%

Esta fórmula nos dice cuál es el tejido conjuntivo de un producto, que es todo lo que no es carne. Si dicho tejido suma más del 10 % del total, el producto no puede nombrarse como carne.

Nunca veremos, en consumo humano, mencionar un ingrediente como carne si no cumple realmente esta condicion, y las carcasas del pollo no lo cumplen.

De estas afirmaciones está internet lleno, y mientras la normativa no cambie, el consumidor no podrá averiguar qué es lo que está comprando realmente, y personas como Ander dependerán de las estrategias comerciales de las marcas para decidir qué quiere comprar para su perro.

Normativa y seguridad alimentaria equivalente a la humana

Todo nuestro proyecto nació con una idea muy clara, que los perros y gatos deberían estar amparados por una normativa y una seguridad alimentaria equivalente a la que tenemos nosotros y que la información que se da al consumidor tiene que ser clara y veraz. Una vez se consiga esto, podremos decidir con más criterio qué es lo que queremos comprar a nuestros animales.

Lo que mencionas de difamar a los piensos, nos gustaría que meditases sobre quién crea sensaciones que no se ajustan a la realidad cuando se aprovechan de una normativa que les permite llamar carne de pollo a las carcasas, patas, tripas y cabezas del pollo. Esto nos deja con un gran problema para hacer entender a la gente que sólo los alimentos que se fabrican en una planta de alimentación humana son aptos para el consumo humano, y que el coste de estos ingredientes multiplica por 4 al de los subproductos para pet food. La gente sigue creyendo que son los mismos ingredientes, cuando la innegable realidad es que la industria de alimentos para mascotas se basa principalmente en el aprovechamiento de los subproductos.

Nosotros, al igual que miles de personas alrededor del mundo trabajamos para cambiar esto, y que el consumidor sepa realmente qué le está dando de comer a su perro o gato. A partir de ahí, que cada uno decida.

2019-02-21T11:30:00+00:00

14 Comentarios

  1. Blitus 3 agosto, 2013 en 2:55 am

    Si aspiramos a lo mejor y a la más absoluta transparencia que tengamos siempre el listón muy alto de poder llegar algún día a ello aun sabiendo que la realidad en cuanto a costes sería poco viable para un gran espectro de la sociedad… Es importante que en algo tan importante como la alimentación, que es el pilar de la vida, se parta del bien real del ser humano y de los animales, pero en esto la gran mayoría antepone el lucro, los máximos beneficios y todo lo que se deriva de ese mundo tan “agresivo”… y así se desatienden aspectos fundamentales de coherencia, respeto, juego limpio, etc. ¿No nos pueden adelantar nada referente a la comida de gato NAKU? Cabe tener presente que muchos gatos son especialmente sibaritas, exquisitos y hacen remilgos ante una comida servida hace unos minutos u horas y ya no se la quieren comer, pues muchos lo hacen en raciones muy pequeñas en innumerables tomas al día, ¿NAKU tiene pensado el mismo procesado para gatos que para perros? ¿Para cuándo más o menos estará disponible? Les animo también a indicar en el exterior de las cajas el porcentaje de carne total y detallar todo al máximo. ¿Y la inclusión de la avena en lugar de arroz, para pronto? Por último, puesto que velamos por la salud y bienestar de los animales, un bien común y universal y no individual, partidista o parcial, les animo a ofrecer cuantas publicaciones, artículos, normativas, bibliografía, vídeos, reportajes, etc. estén disponibles para la sociedad para poder despertar, abrir los ojos, estar informados y poder exigir cada vez más. Yo animaría a leer un poco a “Corine Gouget” en cuanto a aditivos alimentarios, de nacionalidad francesa y quien tuvo ocasión de trabajar creo que 10 años en los departamentos de la UE de materia de alimentación y aditivos. Saludos y un placer.

  2. Blitus 3 agosto, 2013 en 2:45 am

    Es muy interesante abrir este tipo de debates, despertar el espíritu crítico, ser capaz de poner todo en duda, contrastar mucho cada aspecto, etc. El mundo de la producción de alimentos, tanto humana como animal, es muy complejo y si conociéramos los entresijos… Os invito a informaros de la ingente cantidad de aditivos tolerados por la UE para alimentos de consumo humano… si se consultan estudios de diferentes laboratorios independientes de muchos países podemos llegar a descubrir que un aditivo permitido en una zona geógrafica a nivel internacional está prohibido en otra zona… ¿Qué científico, investigador, experto, laboratorio, centro de investigación cuenta actualmente para estudiar con datos objetivos, cuantificables los efectos de los aditivos a medio-largo plazo? ¿ y si sumamos que cada individuo es único, pueden influir factores genéticos, predisposición a X efectos, la interacción de los diferentes aditivos que se combinan, cómo interactúan en nuestro organismo, la frecuencia y cantidad con que el individuo ingiere esos aditivos, más el estilo de vida, el entorno y contexto en que se vive…? Conclusión: vía libre para actuar con tranquilidad en producir un poco como se quiera mientras se respeten unas normativas indulgentes y que quizás no dan plenas garantías de un alimento verdaderamente natural y sano. Pues bien, evidentemente qué no harán con los alimentos para animales que son individuos sin voz y cuyos dueños (muchos de ellos) tampoco muestran especial interés por saber lo que dan a sus compañeros leales y siguen también con el argumento “son animales”, gran error del ser humano: animales son, evidentemente, pero raramente les otorgamos un trato real y verdadero de respeto profundo en muchos aspectos y especialmente en la alimentación. Un aspecto desalentador pero real, es que alimentar bien de verdad a un animal de compañía (sobre todo si la cantidad de ingesta diaria es considerable) depende de nuestro poder adquisitivo, pero bueno, deberíamos planteárnoslo a priori, antes de decidir tener un compañero animal a nuestro lado. Se da un gran paso ofreciendo un alimento producido en instalaciones de fabricación de comida para consumo humano, ahora bien, si aspiramos a lo mejor, el siguiente paso es tener en cuenta que lo humano, sí, es mucho mejor que lo que se fabrica para animales, pero lo humano no es plena garantía de un alimento con una calidad y garantías reales: ¿qué vida llevan esos pollos? ¿de qué se alimentan? ¿Cómo se crían? ¿de qué modo se sacrifican? ¿certificaciones de los más altos estándares de esos pollos? Y así con cualquier otro animal. En cuanto a vegetales (verduras y frutas) ¿de qué se nutre la tierra en que crecen? ¿cómo se plantan y mantienen? ¿Cómo proceden dichas explotaciones? Si aspiramos a lo mejor y a la más absoluta transparencia que tengamos siempre el listón muy alto de poder llegar algún día a ello aun sabiendo que la realidad en cuanto a costes sería poco viable para un gran espectro de la soc

  3. Zaunk 4 julio, 2013 en 9:37 am

    Hola Picapiedra,
    Cuando nos referimos a cambiar la normativa, en lo que hacemos especial hincapié es en el hecho de que los etiquetajes sean claros y veraces. La información que publicamos en esta web no es algo que puedas encontrar fácilmente, a no ser que dediques un tiempo a leer los reglamentos, pero eso los consumidores no lo hacemos. Los consumidores de comida para perros se encuentran en una situación de desamparo, ya que hay muchísima gente que quiere lo mejor para su animal, y no es justo que esté pagando un precio elevado por un producto que, si supiese cómo y con qué está hecho, descartaría dárselo.
    Si, una vez sabes con qué está hecho un pienso, quieres seguir dándoselo, adelante, no es algo que se debería prohibir bajo nuestro criterio, pero sí que falta mucho camino todavía para que, al mirar en la parte trasera del paquete, puedas obtener algo de información sobre lo que realmente lleva la comida para mascotas.
    Gracias por tu aportación.
    Un saludo

  4. picapiedra 3 julio, 2013 en 9:06 pm

    No estoy de acuerdo en pedir que se haga mas normativa obligatoria ya que hara que el pienso de nuestro amigo sea mas caro. Vuestros objetivos -mas leyes- no son buenos pero si es bueno que DENUNCIEIS este hecho ya que se informa a los demas consumidores de esta situación entre los cuales me incluyo. Yo mismo le doy a mi mejor amigo una combinacion de pienso y comida natural. Solo pienso he observado que no es bueno.

  5. Mónica 30 mayo, 2013 en 3:32 pm

    Llevo una semana dando Naku a mi perro. Antes había probado con Orijen y Taste of Wild. He leído y releído mil artículos antes de comprar cada uno de los piensos. Descubrí Naku de casualidad cuando desesperada ante la falta de regulación del tránsito intestinal de mi perro, hacía que tuviera que recoger cacas del mismo tamaño que él a cualquier hora, y normalmente de tres en tres. Esto hizo que yo misma hiciera la comida. Que si la dieta BARF que si la dieta patatán, al final con mi propio criterio fui mezclando frutas, proteínas, vegetales y cereales siguiendo las propias composiciones de los piensos, pero en producto fresco. Pues allí estaba la prueba: si yo mezclaba carne de pollo y conejo o ternera y cordero, achicoria, regaliz, romero, caléndula, manzana arándanos, hígado de bacalao o salmón, avena, lentejas o garbanzos, arroz integral y se lo daba de comer a mi perro, no ocurría lo mismo: ¿por qué? Como ya he dicho, doy a mi perro Naku desde hace una semana y lo sigo mezclando con carne fresca y cortada a dados para que haga masticación y salivación (que, sinceramente creo que es lo que falla de esta comida en concreto) y sigue regulado. Es más, al tener aporte de humedad, mi perro no bebe la cantidad de agua que bebía antes, porque ¿alguien ha intentado comerse 6 galletas digestive sin beber? pues eso. También las micciones han cambiado, no son de un amarillo profundo si no claras y menores. En resúmen, creo que el cambio es un acierto. También creo que no todo el mundo puede permitírselo y eso es algo que me puede. Pero lo que está fuera de toda duda es que si yo no como galletas para comer a todas horas, ¿por qué mi perro sí?

  6. GORKA ZAUNK 26 enero, 2013 en 1:45 pm

    PARTE 2
    En relación a nuestra ética de no meterse con marcas, tampoco lo comparto, si vemos, que estas marcas trabajan bajo estos reglamentos y no presionan por cambiarlos ¿por qué no decirlo? El no hablar de otras marcas, está basado en los controles de la publicidad, quienes contralo por ejemplo la publicidad en este país, es AUTOCONTROL, ¿a quién obedecen? ¿ a las grandes multinacionales? en el ejemplo de la comida para perros y gatos este mercado está controlado más o menos en un 80% por ciento por cuatro grandes grupos, es decir que el 80% de la comida de perros y gatos la controlan cuatro, que incluso en muchos casos envasan en las mismas plantas y después compiten entre ellos. ¿Crees que les interesa regular esto? ¿Ahora te parece que nuestra forma no es correcta y la suya si?, el ejemplo que comentas y sin el más ánimo de ofender a Origen o a la marca pepito, en sus etiquetajes pone carne deshidratada de pollo, cuando en realidad es harina de pollo, que pueden ser exclusivamente las carcasas del pollo, o mucho peor si está fabricado en Europa ¿esto si te parece justo? El aparentar estar echando un ingrediente que solo es un acto de fe, pero te vuelvo a repetir la culpa de esta situación no es de esas empresas, sino de quienes la regulan, La REGULACION en el etiquetaje de piensos, hay que modificarlo ya. ¿Pero sabes cuántos billones de € están en juego? ¿Sabes en manos de quién? ¿Sabes que cuando en la etiqueta pone carne, pueden ser los subproductos del pollo? ¿Sabes que si se haría cumplir esto, todos los piensos le tendrían que denominar en su etiquetaje carnes y subproductos de pollo? No pienses que es fácil dar estos pasos, pero simplemente, lo que pretendemos hacer, es que los consumidores tiene que saber que comen sus perros y gatos y luego decidir. Duela quien duela.
    Si podéis y queréis compartirlo (no sé si la gente quiere leer tanto, pero bueno:)
    Gorka Fernández

  7. GORKA 26 enero, 2013 en 1:45 pm

    PARTE 1 DE 2
    Hola Santiago ¡
    Nos parece una comentario estupendo, El proyecto Naku no pretende denigrar a ninguna empresa, bastante tiene con sus negocios cada uno para tirar para adelanté, El problema viene de quien permite a las empresas utilizar el etiquetaje que se utiliza, la desviaciones en valores nutricionales, y definición de los ingredientes, te pongo un Ejemplo, como su puede permitir poner la foto de una pechuga de pollo en saco como reclamo al consumidor, cuando una empresa utilizando un 4% de carcasa de pollo, o simplemente tripas y cabezas, lo puede hacer bajo la normativa Europea y los estándares de la AFFCO que son lo que desorientan a los consumidores,( son lo que regulan el etiquetaje), si hay empresas que lo hacen tan bien¿ por qué no trabajan con los grupos de presión para cambiar esa normativa, que tanto les perjudicaría aquellos que lo hacen bien? O mínimamente que se quejen, o más sencillo por que no la hacen bajo la normativa de consumo humano. La respuesta es sencilla trabajar bajo estos estándares en vivir en el paraíso del marketing, y la desinformación al consumidor. ¿Cuantos millones de personas, consumen productos pensados que son ciertos ingredientes, y luego no lo son? El catálogo de materias primas que regula el etiquetaje de los piensos tenía que estar en vigor, pero desgraciadamente no lo está, ¿quién está presionando sobre esto? Te dejo algún trabajo bien resumido de EEUU bajo los parámetros de los piensos que defendáis tú http://truthaboutpetfood2.com/right-wrongs-in-pet-food-regulations en Europa es aún peor, a mi entender.
    Claro que los humanos, perros y gatos no son lo mismo, pero las personas que compramos lo productos si, queremos saber lo que realmente se utiliza y que ingredientes y eso ahora es totalmente imposible, ¿Por qué esconderlo ?si tan sano son los subproductos que no lo enmascaren con fotos de frutas selectas, y carnes seleccionas de primera categoría, que digan lo que es y que el consumidor decida.

  8. GORKA 26 enero, 2013 en 1:31 pm

    Hola Santiago ¡
    Nos parece una comentario estupendo, El proyecto Naku no pretende denigrar a ninguna empresa, bastante tiene con sus negocios cada uno para tirar para adelanté, El problema viene de quien permite a las empresas utilizar el etiquetaje que se utiliza, la desviaciones en valores nutricionales, y definición de los ingredientes, te pongo un Ejemplo, como su puede permitir poner la foto de una pechuga de pollo en saco como reclamo al consumidor, cuando una empresa utilizando un 4% de carcasa de pollo, o simplemente tripas y cabezas, lo puede hacer bajo la normativa Europea y los estándares de la AFFCO que son lo que desorientan a los consumidores,( son lo que regulan el etiquetaje), si hay empresas que lo hacen tan bien¿ por qué no trabajan con los grupos de presión para cambiar esa normativa, que tanto les perjudicaría aquellos que lo hacen bien? O mínimamente que se quejen, o más sencillo por que no la hacen bajo la normativa de consumo humano. La respuesta es sencilla trabajar bajo estos estándares en vivir en el paraíso del marketing, y la desinformación al consumidor. ¿Cuantos millones de personas, consumen productos pensados que son ciertos ingredientes, y luego no lo son? El catálogo de materias primas que regula el etiquetaje de los piensos tenía que estar en vigor, pero desgraciadamente no lo está, ¿quién está presionando sobre esto? Te dejo algún trabajo bien resumido de EEUU bajo los parámetros de los piensos que defendáis tú http://truthaboutpetfood2.com/right-wrongs-in-pet-food-regulations en Europa es aún peor, a mi entender.
    Claro que los humanos, perros y gatos no son lo mismo, pero las personas que compramos lo productos si, queremos saber lo que realmente se utiliza y que ingredientes y eso ahora es totalmente imposible, ¿Por qué esconderlo ?si tan sano son los subproductos que no lo enmascaren con fotos de frutas selectas, y carnes seleccionas de primera categoría, que digan lo que es y que el consumidor decida.
    En relación a nuestra ética de no meterse con marcas, tampoco lo comparto, si vemos, que estas marcas trabajan bajo estos reglamentos y no presionan por cambiarlos ¿por qué no decirlo? El no hablar de otras marcas, está basado en los controles de la publicidad, quienes contralo por ejemplo la publicidad en este país, es AUTOCONTROL, ¿a quién obedecen? ¿ a las grandes multinacionales? en el ejemplo de la comida para perros y gatos este mercado está controlado más o menos en un 80% por ciento por cuatro grandes grupos, es decir que el 80% de la comida de perros y gatos la controlan cuatro, que incluso en muchos casos envasan en las mismas plantas y después compiten entre ellos. ¿Crees que les interesa regular esto? ¿Ahora te parece que nuestra forma no es correcta y la suya si?, el ejemplo que comentas y sin el más ánimo de ofender a Origen o a la marca pepito, en sus etiquetajes pone carne deshidratada de pollo, cuando en realidad es harina de pollo, que pueden ser exclusivamente las carcasa

  9. GORKA 26 enero, 2013 en 1:30 pm

    Hola Santiago ¡
    Nos parece una comentario estupendo, El proyecto Naku no pretende denigrar a ninguna empresa, bastante tiene con sus negocios cada uno para tirar para adelanté, El problema viene de quien permite a las empresas utilizar el etiquetaje que se utiliza, la desviaciones en valores nutricionales, y definición de los ingredientes, te pongo un Ejemplo, como su puede permitir poner la foto de una pechuga de pollo en saco como reclamo al consumidor, cuando una empresa utilizando un 4% de carcasa de pollo, o simplemente tripas y cabezas, lo puede hacer bajo la normativa Europea y los estándares de la AFFCO que son lo que desorientan a los consumidores,( son lo que regulan el etiquetaje), si hay empresas que lo hacen tan bien¿ por qué no trabajan con los grupos de presión para cambiar esa normativa, que tanto les perjudicaría aquellos que lo hacen bien? O mínimamente que se quejen, o más sencillo por que no la hacen bajo la normativa de consumo humano. La respuesta es sencilla trabajar bajo estos estándares en vivir en el paraíso del marketing, y la desinformación al consumidor. ¿Cuantos millones de personas, consumen productos pensados que son ciertos ingredientes, y luego no lo son? El catálogo de materias primas que regula el etiquetaje de los piensos tenía que estar en vigor, pero desgraciadamente no lo está, ¿quién está presionando sobre esto? Te dejo algún trabajo bien resumido de EEUU bajo los parámetros de los piensos que defendáis tú http://truthaboutpetfood2.com/right-wrongs-in-pet-food-regulations en Europa es aún peor, a mi entender.
    Claro que los humanos, perros y gatos no son lo mismo, pero las personas que compramos lo productos si, queremos saber lo que realmente se utiliza y que ingredientes y eso ahora es totalmente imposible, ¿Por qué esconderlo ?si tan sano son los subproductos que no lo enmascaren con fotos de frutas selectas, y carnes seleccionas de primera categoría, que digan lo que es y que el consumidor decida.
    En relación a nuestra ética de no meterse con marcas, tampoco lo comparto, si vemos, que estas marcas trabajan bajo estos reglamentos y no presionan por cambiarlos ¿por qué no decirlo? El no hablar de otras marcas, está basado en los controles de la publicidad, quienes contralo por ejemplo la publicidad en este país, es AUTOCONTROL, ¿a quién obedecen? ¿ a las grandes multinacionales? en el ejemplo de la comida para perros y gatos este mercado está controlado más o menos en un 80% por ciento por cuatro grandes grupos, es decir que el 80% de la comida de perros y gatos la controlan cuatro, que incluso en muchos casos envasan en las mismas plantas y después compiten entre ellos. ¿Crees que les interesa regular esto? ¿Ahora te parece que nuestra forma no es correcta y la suya si?, el ejemplo que comentas y sin el más ánimo de ofender a Origen o a la marca pepito, en sus etiquetajes pone carne deshidratada de pollo, cuando en realidad es harina de pollo, que pueden ser exclusivamente las carcasa

  10. Santiago Escovar 26 enero, 2013 en 5:25 am

    Buenos dias. Me parece muy interesante su producto y el enfoque que se le quiere dar a Naku pero estoy de acuerdo con Isa Gonzalez en que no se puede hacer publicidad de un producto a costa de denigrar los otros. Creo que el error que estan cometiendo ustedes es generalizar todos los alimentos concentrados para perros. Creo que en este punto existen diferencias abismales respecto a la calidad y composicion entre un pienso como por ejemplo Royal Canin y otro como Orijen o Ziwipeak. Por otro lado, estoy de acuerdo en que quizas el enfoque nutricional de Naku sea el correcto para nuestras mascotas pero eso no les da derecho a desorientar al consumidor cuando “explican” los componentes de los otros piensos. Por ultimo, creo que TODOS cometemos un tremendo error cuando hablamos acerca de si los piensos esan hechos en fabricas aptas o que cumplen con todos los requerimientos para el consumo humano; vamos a ver, por mucho que queramos a nuestras mascotas NO son humanas asi que lo importante es que las fabricas de piensos cumplan con todos las normas fitosanitarias y que sean aptas para el consumo de nuestras queridas mascotas.

  11. Zaunk 29 noviembre, 2012 en 11:13 am

    Hola Sandra, también enviamos a Canarias. Para que Naku te salga lo más económico posible, te recomiendo que cojas 10 kg cada vez, de esa manera, los gastos de envío sólo te salen 4,75 €. Haciendo el cálculo, ahora estás pagando 9 €/kg, Naku te saldría a 9,4 €/kg. Ten en cuenta, además, que la cantidad diaria que tienes que dar son menores, por lo que te sale incluso más económico que el pienso que estás comprando ahora.

  12. Sandra 28 noviembre, 2012 en 9:17 pm

    Yo pienso que si en el negocio de la alimentación la humana ya deja mucho que desear la calidad de los alimentos, (hablo con conocimiento de causa), y quien no me crea que se ponga a trabajar de personal base en cualquier fábrica de enlatados o similar. Qué no harán cuando se trata de la salud de nuestras mascotas!, me creo todo lo que decís porque es algo que yo siempre he pensado, y me alegro de la alternativa que proponeís! Ahora bien, me parece una opción algo cara, yo al menos, por una bolsa de pienso de Royal Canin de 4 kg. para cachorros pago 36.-€ en la clínica veterinaria donde la compro, si os compro a vosotros, con los gastos de envío (vivo en Canarias) supongo que me saldrá bastante más, me estoy pensando el cambio principalmente por el tema económico…

  13. Zaunk 24 octubre, 2012 en 5:10 pm

    Sin saber a qué es alérgica es muy dificil de pronosticar si le sentará bien o no. Los piensos específicos para alergias suelen estar compuestos por proteinas hidrolizadas. Estas proteinas, generalmente provenientes de las plumas, se han sometido a temperaturas muy altas para romper la proteina y que no tenga capacidad de provocar una alergia. Esto quiere decir que, aunque tu perrita sea alégica al pollo y esté tomando un pienso de pollo, podría sentarle bien. El problema es saber a qué tiene alergia, que muchas veces no es posible saberlo, ya que puede ser incluso a algún ingrediente minoritario o a un aditivo que tenga el pienso. La única manera que vas a tener de saberlo es dándole una pequeña cantidad de Naku y observar si le sienta bien. Eso si, estos casos hay que verlos con más detalle, contacta con nosotros para que nuestros veterinarios puedan conocer mejor tu caso: info@zaunk.com o al teléfono 94 681 06 16

  14. Isabel 24 octubre, 2012 en 4:47 pm

    Es naku apto para perros intolerantes y alergicos?
    La mia no se sabe a que lo es (dicen que es muy dificil saberlo con exactitud) y le doy desde hace un tiempo hill’s z/d por prescripcion veterinaria.
    Seria apto para naku?

    Gracias de antemano.

Deja tu comentario