Blog

¿Cómo enseñar a un perro a hacer sus necesidades en la calle?

Enseñar un perro a hacer sus necesidades fuera de casa, ¿de verdad es tan complicado?

Muchas personas, cuando se plantean comprar o adoptar a un perro, creen que enseñarle a hacer sus necesidades en la calle será una de las partes más complicadas de su educación, en especial si se trata de un cachorro. Temen que pueda ser un proceso largo, algo difícil de asimilar para el perro. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Enseñar a un perro a no hacer pis ni defecar en casa es, como podemos imaginar, fundamental para desarrollar una buena convivencia. Los malos hábitos higiénicos pueden suponer un importante problema.

¿Cómo podemos conseguirlo? En primer lugar, debemos entender que la violencia no es el camino. Gritar a nuestro perro, pegarle, restregarle el morro en su pis, darle tirones con la correa y otras prácticas similares no funcionarán como castigo, que es lo que muchas personas creen. Hacer pis y caca es una necesidad fisiológica natural, por eso nunca entenderá que se le castigue por ello y perderemos su confianza en nosotros. De hecho, tendrán un efecto contraproducente: confundirán al perro, e incluso pueden hacer que entienda que hacer sus necesidades está mal o que no debe hacerlas delante de nosotros. Ambas son ideas difíciles de eliminar, por lo que no nos interesa que el perro llegue a ellas. El camino es enseñarle cuál es el lugar adecuado para hacerlo.

Lo que debemos hacer es tener paciencia, dedicarle tiempo a nuestro perro y utilizar refuerzos positivos. Es decir, comida (chucherías para perros, trocitos de salchicha… cualquier cosa que sepamos que le gusta) o caricias. Con esas armas, obtendremos resultados positivos mucho antes de lo que seguramente creamos.

Los perros no son animales sucios. Por naturaleza, no hacen sus necesidades en el mismo sitio donde duermen. Es decir, salvo que se trate de un perro con problemas o mal socializado, estaremos trabajando sobre una tendencia natural que ya existe.

¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades fuera?

Con los cachorros debemos tener un poco más de paciencia. Si son muy pequeños, les costará controlar su cuerpo, por lo que el pis y la caca se les escaparán en cualquier momento.

Debemos esforzarnos por evitar los enfados –como ya hemos dicho, el perro no entendería por qué le regañamos– y establecer una rutina de salidas amplia y regular: cuatro o cinco veces al día, por ejemplo. Durante esas salidas, premiaremos a nuestro cachorro cada vez que haga sus necesidades en la calle diciéndole “muy bien” y acariciándole o dándole una chuchería.

Categorías
Últimas noticias
Prueba Naku sin compromiso

Aunque no tardaremos en observar progresos, el aprendizaje no será inmediato. Al principio, nuestro perro cometerá errores y tendrá “escapes” en casa. Si le pillamos en el momento en que va a evacuar, tenemos que decirle “¡No!” sin violencia, pero con la suficiente firmeza como para captar la atención del perro y darle un pequeño sobresalto. Acto seguido, le llevaremos rápidamente al sitio que tenemos preparado para que haga pis en casa (un empapador, un trozo de periódico, césped artificial…) o lo sacaremos a la calle. Si termina de hacer sus necesidades ahí, le diremos “muy bien” y le premiaremos con caricias o chuches. Nunca le regañaremos ni diremos nada si no le hemos visto hacer el pis o la caca, ya que no relacionará nuestro enfado con lo que ha hecho.

Mediante la combinación entre estas dos técnicas –refuerzos positivos en la calle y un suave “No” en casa– nuestro perro no tardará en comprender que hacer sus necesidades en la calle es bueno y tiene premio (caricias, chucherías, etc.), mientras que hacerlas en casa no implica nada positivo. Los perros son animales muy susceptibles al condicionamiento, y además amantes de la rutina, por lo que nuestro amigo no tardará en sacar las conclusiones correctas de este esquema.

¿Cómo enseñar a un perro adulto a hacer sus necesidades en la calle?

Para enseñar a un perro adulto a hacer sus necesidades fuera de casa, en primer lugar debemos entender por qué las hace dentro.

El primer motivo, y el más habitual, es que nadie le haya enseñado otra cosa. Suele suceder con perros adultos adoptados, que nunca han recibido educación, o han pasado mucho tiempo en refugios y ya la han olvidado. Si este es nuestro caso, el proceso para enseñarle a hacer sus cosas fuera de casa será similar al que hemos descrito en el anterior apartado.

Las micciones y deposiciones en casa también pueden deberse a problemas como una mala socialización (el perro fue separado de su madre demasiado pronto), tendencia al marcaje o falta de inhibición (el perro orina donde duerme, algo frecuente en perros comprados en tiendas), entre otros.

Debemos evitar, en la medida de lo posible, que el perro orine sobre el suelo de nuestra casa. Si conseguimos que poco a poco identifique el suelo de la zona especial que hemos creado (y no el de casa) con sus necesidades, nos resultará más sencillo desplazar esa conducta al exterior.

Un caso diferente es el de los perros enfermos o ancianos. En estas situaciones, solo nos queda reunir paciencia, crear también una zona de emergencia para que el perro lo tenga tan fácil como sea posible y esperar. Si es una enfermedad, deberemos llevar al perro al veterinario y seguir el tratamiento que nos indique. Si, en cambio, los escapes son cosa de la edad, no habrá otra solución que ayudar a nuestro viejo amigo en todo lo que podamos, por ejemplo, poniéndole pañales.

En ambos casos, debemos recordar siempre que el problema no es que el perro no sepa dónde debe orinar, sino que no es capaz de aguantarse. Exactamente como nos sucedería a nosotros.

En cualquier caso, si tenemos medios, lo ideal es acudir a un adiestrador para que nos oriente con pautas personalizadas para nuestro caso. Siempre es más fácil prevenir el problema que corregirlo una vez que el perro lleva tiempo realizando la conducta inapropiada. Si pasan las semanas y los meses y nuestro perro no consigue aprender a hacer sus necesidades fuera, tal vez se deba a algún problema de conducta u otro motivo que solo un profesional podrá detectar y corregir. Si lo necesitas, puedes contactar con el equipo de adiestradores de Zaunk para ayudarte a enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera de casa.

2020-07-01T13:25:58+02:00 02/12/2019 1:55:55 |Blog, Consejos|Sin comentarios
Deja tu comentario
¡Suscríbete!Descubre todo lo que necesitas saber para adiestrar a tu perro ¡AQUÍ!